Impacto de puertos



 

* Referencias: Libro de Consulta para Evaluación Ambiental (Volumen I; II y III). Trabajos Técnicos del Departamento de Medio Ambiente del Banco Mundial.

 

Impacto de puertos

 

El desarrollo marítimo suele generar problemas ambientales locales y a escala regional. Los impactos del desarrollo marítimo difieren según su ubicación, dependiendo de rasgos tales como geografía, hidrología, geología, ecología, industrialización, urbanización y tipos de embarque.

La alteración de las aguas naturales y construcción de estructuras artificiales, puede resultar en impactos directos sobre la masa de agua siendo desarrollada, así como impactos directos e indirectos sobre los ecosistemas y comunidades correspondientes en las cercanías del proyecto. Las operaciones de dragado, eliminación de materiales, desarrollo de la zona playera, mayor tránsito marítimo y vehicular en el puerto, pueden resultar en la liberación de contaminantes naturales y antropogénicos en el medio ambiente. Las combinaciones de efectos físicos, químicos y biológicos, variarán según los métodos de dragado, eliminación de materiales y construcción que se utilicen.

Los potenciales impactos acuáticos incluyen:

  • derrames y descargas de petróleo;
  • liberación de contaminantes según la resuspensión del sedimento, el aflujo superficial,
    y las descargas de fuentes puntuales;
  • destrucción del hábitat;
  • cambios en la composición química y circulación del agua;
  • preocupaciones ocupacionales y de salud pública; y,
  • seguridad en el transporte.

Los impactos terrestres pueden incluir:

  • la contaminación debido a la eliminación de materiales dragados;
  • erosión y sedimentación debido a cambios hidrológicos ocasionados por la profundización y ampliación del canal y desarrollo de la zona playera (construcción de rompeolas, etc); pérdida de hábitats frágiles (Por ejemplo: tierras húmedas, manglares) debido al desarrollo
  • de la playa y con relación al puerto; y,
  • pérdida de usos existentes y futuros de la tierra.

Los impactos aéreos pueden incluir la degradación y tránsito de vehículos, y la generación de polvo fugitivo.

 

PROBLEMAS CON LOS RECURSOS NATURALES:

El agua

Las actividades de dragado y eliminación de los materiales dragados para el desarrollo y mantenimiento de los puertos, puede inducir impactos a corto y largo alcance sobre los sistemas acuáticos como sigue:

  • degradación de tales recursos marinos como playas, esteros, arrecifes de coral, y
    pesquerías;
  • resuspensión y asentamiento del sedimento;
  • separación de contaminantes tóxicos y reintroducción en la columna de agua;
  • ingestión y acumulación de contaminantes en peces y mariscos;
  • mayor turbiedad ocasionando una disminución a corto plazo del nivel del oxígeno disuelto;
  • modificación de la batimetría, ocasionando cambios en la circulación posible intrusión del agua salada en las aguas subterráneas y superficiales en el interior;
  • alteración en la diversidad de las especies y estructuras de las comunidades bénticas, y fluctuaciones en la composición química del agua;
  • cambios en la estructura de la ribera; y,
  • pérdida del hábitat y recursos pesqueros.

Similares impactos pueden también resultar del mayor tránsito marítimo y desarrollo de instalaciones por la ribera.

La mayor navegabilidad y desarrollo de las instalaciones portuarias aumentará el tránsito marítimo y a la vez el riesgo de derrames y descargas de sentina aceitosa, lastre, materiales contra el atascamiento y aguas servidas. El aumento en el desarrollo de la zona playera contribuirá además al estrés en el sistema acuático receptor mediante las descargas puntuales de aguas servidas, aguas de procesamiento y enfriamiento, y liberaciones accidentales.

La tierra

La región ribereña en el área del puerto y bahía, será alterada según las necesidades de las nuevas industrias. Estas pueden resultar en la reubicación de aldeas, mayor tránsito vehicular, polvo y emisiones en el aire procedentes del tránsito y acumulaciones de materia prima, y contaminación del aflujo superficial.

 

PROBLEMAS SOCIOCULTURALES:

Muchas veces las instalaciones nuevas o ampliadas para puertos y bahías en las naciones en desarrollo tienen buena acogida, puesto que estos proyectos brindan nuevos empleos y traen un influjo de comercio a la región. Sin embargo, la ampliación e industrialización puede desequilibrar las tradiciones locales culturales e históricas. En algunos casos, la aceptación y éxito de los proyectos puede verse obstaculizada por una preocupación local en torno a la potencial destrucción de lugares históricos, parques, reservas y valiosos recursos recreativos y de pesca en la zona costera. Es esencial lograr la participación comunitaria en la planificación de los proyectos.

Durante las fases de planificación e implementación, se deben realizar proyecciones de los posibles impactos de la mayor demanda sobre los recursos locales técnicos y de mano de obra, a fin de evitar un exceso de presión sobre los recursos limitados. Se debe limitar o evitar cuidadosamente los impactos sobre los escasos bienes locales. Por ejemplo, la destrucción de una valiosa pesquería local o playa recreativa para el desarrollo de instalaciones para puertos, podría resultar en impactos económicos y culturales indeseables.

 

PROBLEMAS ESPECIALES

Materiales y cargas peligrosas
El embarque y manejo de materiales peligrosos tales como pesticidas, explosivos o gases
presurizados en las instalaciones portuarias de naciones en desarrollo, podría presentar un riesgo inaceptable para la salud humana y el medio ambiente. A fin de proteger a los trabajadores y comunidades circundantes, las autoridades deben asegurar que se apliquen medidas efectivas para el control del transporte y manejo de materiales peligrosos en el puerto.

Ubicación de los Puertos y Bahías
Muchos países en desarrollo se caracterizan por tener sistemas inadecuados de agua potable y eliminación de los desechos sanitarios y nivel creciente de degradación ambiental. Puede no ser buena idea desarrollar un puerto con el propósito de incrementar el comercio marítimo e industrias correspondientes en un área que actualmente experimenta stress ambiental, a menos que se planifiquen adecuadas medidas atenuantes a fin de asegurar el correcto manejo de los desechos provenientes de las actividades relacionadas con el desarrollo. La decisión de mejorar o establecer instalaciones para puertos y bahías se basa normalmente en parámetros económicos, geográficos y políticos, antes que de naturaleza ambiental. Al elegir una ubicación, se debe considerar la capacidad de asimilación de los sistemas naturales prevalecientes, junto con su facilidad de acceso, necesidades de empleo y comercio local.

 

ALTERNATIVAS DE LOS PROYECTOS

A menudo existen varias alternativas de planificación, diseño e implementación para un proyecto de desarrollo de una instalación en un puerto o bahía. A medida que progresa un proyecto, el personal de la institución gestora del mismo, describirá las alternativas específicas consideradas durante la evaluación del proyecto.
A continuación se tratan varias alternativas y consideraciones que pueden proporcionar un marco para el examen de un proyecto específico por parte de los encargados de la evaluación y análisis ecológico.  En el análisis de las alternativas es fundamental la participación de todas las comunidades involucradas.

Selección del Sitio
La selección de un sitio para el desarrollo de nuevas instalaciones para puertos o bahías, depende de muchos aspectos físicos de las cercanías, así como de consideraciones socioeconómicas.
Un sitio apropiado debería cumplir con los siguientes requisitos:

  • Que los aspectos físicos, incluyendo viento, marea, corrientes, clima y sedimentación, no requieran de mayor mantenimiento.
  • Que las alteraciones en la circulación no provoquen un máximo de sedimentación,
    resultando en una mayor frecuencia en el dragado de mantenimiento.
  • Que el área de la tierra en la zona ribereña sea adecuada para las necesidades de procesamiento y manejo de los desechos de cualquier industria en desarrollo.
  • Que no se violen los períodos de reproducción y migración de la biota autóctona.
  • Que la necesidad de reubicación de la población sea mínima.
  • Que el proyecto no compita con otros usos altamente valorados de la tierra como playas de pesca, turismo, campos agrícolas o aldeas, ni los desplace.
  • Que las actividades del proyecto no afecten negativamente al valor de un recurso marino costanero existente, como dunas o marisquerías.
  • Que disponga de materiales de construcción, mano de obra calificada, industrias de apoyo, suministros de energía eléctrica y agua dulce, instalaciones para la eliminación de desechos y transporte. Que la construcción, operación y mantenimiento del puerto o bahía no perjudique los hábitats frágiles (por ejemplo esteros, manglares) o especies raras, en riesgo, o en peligro de extinción.
  • Que el acceso al puerto por camino/ferrocarril pueda establecerse fácilmente sin mayor alteración de las comunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>